El Grupo Municipal del Partido Popular de Boadilla aprobó el pasado viernes 20 de diciembre una moción en el Pleno Municipal por la que se insta a Pedro Sánchez a que no negocie un pacto de investidura al margen de la Constitución y a que no ceda ante la pretensión independentista de crear una «mesa de negociación institucional entre los gobiernos de Cataluña y España, como si de dos naciones soberanas se tratara».

El texto aprobado, que contó con los votos favorables de toda la oposición, salvo los del PSOE, que votó en contra, advierte de la preocupación generada entre los españoles por la decisión de Pedro Sánchez de buscar el apoyo de la extrema izquierda española que «pretende liquidar nuestra democracia y el sistema político surgido del ejemplar proceso de Transición Española que culminó con la Constitución de 1978» y de los independentistas «que tienen como único objetivo romper España».

También se pregunta sobre «qué posibles cesiones está Sánchez dispuesto a aceptar con tal de ser reelegido», así como se recuerda que hace apenas tres años el PSOE destituyó a su entonces Secretario General por intentar llegar a un acuerdo con la izquierda y los independentistas que no llegaba tan lejos como pretende hacerlo en la actualidad.

«La unidad de España, la solidaridad entre regiones y Comunidades Autónomas, y la libertad y la igualdad de los españoles son los pilares básicos de la democracia española y la defensa de los mismos debe estar por encima de partidos políticos e ideologías», se señala.

Por estos motivos, en la propuesta de acuerdo de la moción se insta a Sánchez a que no establezca diálogo alguno fuera de la Constitución y a que no acepte la creación de mesas institucionales entre dos pretendidas naciones soberanas; a que mantenga su promesa de recuperar el delito de referéndum ilegal; a que haga públicas las exigencias de los independentistas para que todo el pueblo español, en quien reside la soberanía nacional, pueda conocer con transparencia las concesiones que se realizarán a los independentistas; y a que no ponga en peligro la unidad de nuestra nación y la igualdad entre los españoles.