En línea con el objetivo prioritario del Ejecutivo de Javier Úbeda de mejorar el transporte público y privado de Boadilla, el Grupo Municipal Popular ha presentado en el Pleno Municipal celebrado el pasado viernes 19 de julio una moción instando al Ministerio de Fomento a que atienda las necesidades de Boadilla en materia de transportes y a que ejecute los proyectos de competencia estatal ya elaborados por este Ministerio la pasada legislatura.

En concreto, el Plan Integral de Mejora de los Servicios de Cercanías de Madrid 2018-2025 incluía como proyecto un presupuesto de 423 millones de euros para financiar la llegada del Cercanías a Boadilla así como la construcción del tercer carril de la M-50, con un presupuesto estimado de seis millones de euros.

En la moción se reclama también la mejora de la iluminación de la M-50 a su paso por la localidad; la construcción de una salida desde la M-50 (dirección norte) a la rotonda de la M-516 a la altura de Los Fresnos; y la conexión entre la Avenida Condesa de Chinchón y el ramal de conexión de la M-50 con la M-501 (dirección Brunete).

«No es de recibo que las necesidades en materia de transporte los vecinos de Boadilla se queden en un cajón para poder financiar las facturas de los socios de Gobierno de Sánchez. Esta semana vamos a asistir a su intento de investidura como presidente de Gobierno y si ésta prospera durante los próximos años veremos cuál es el precio. Por nuestra parte no pararemos y seguiremos reclamando que el Ministerio de Fomento cumpla con sus obligaciones y ejecute las mejoras en materia de transporte necesarias y comprometidas con Boadilla», ha explicado la dirección del PP local.