El Grupo Municipal Popular ha explicado hoy que “la postura de la concejalía de Educación respecto a los cambios en los horarios de los centros educativos que se plantean en los Consejos Escolares es siempre la de la abstención, pues deben ser los padres, los alumnos, los profesores y los trabajadores de los centros los que tienen que votar y elegir el que mejor se ajuste a sus necesidades”.

“La elección de los horarios y el modo de organización de las clases cae fuera de las competencias municipales y a este respecto la Concejalía mantiene su imparcialidad para garantizar la libertad de elección del resto de miembros de la comunidad escolar. El Ayuntamiento cuenta en éstos con un único voto que puede ejercer o el concejal del área, o un técnico o profesional municipal designado por éste para representarle, como así ocurre en todas las sesiones”.

“Tanto en los ajustes de horarios de media hora que se han propuesto en los Consejos Escolares de los colegios Teresa Berganza, Federico García Lorca y José Bergamín, como en la propuesta del colegio Ágora de instaurar la jornada intensiva, el Ayuntamiento ha optado siempre por respetar la decisión que se adopte y ser neutral al respecto”.

“Por otro lado, y desmintiendo las afirmaciones realizadas por Alternativa por Boadilla, no es cierto que el Ayuntamiento cuente con un voto de calidad en los Consejos Escolares. El voto de calidad en todos los Consejos Escolares lo ostenta el director del centro educativo, que es siempre el presidente de este órgano. El resto le corresponde al jefe de estudios, un número de profesores elegido por el claustro de profesores, como mínimo un tercio del total de miembros, otro tercio mínimo de representantes de padres y de alumnos, un representante de la administración del centro y un secretario del mismo”.

“El Partido Popular cree en la libertad de las familias y los profesores para organizarse en la manera que encuentren más conveniente. No entramos en el modelo educativo que cada familia elige para sus hijos, y, por supuesto, mucho menos en los horarios de los centros.”, ha explicado el Grupo Municipal Popular.

“Nuestro papel es el de suministrar los medios y recursos que puedan garantizar una educación de calidad. En nuestro caso, desde el Ayuntamiento velamos por el mantenimiento en óptimo estado de las instalaciones de los colegios, destinando anualmente más de 400.000 euros a obras de remodelación y mejora de los centros durante el verano; apoyamos a las familias mediante subvenciones para actividades extraescolares que organizan las AMPAS que este año han aumentado en un 130% por un importe de 150.000 euros; y cedemos suelo para que, por ejemplo, puedan llevarse a cabo las obras en curso del tercer instituto ubicado en el Valenoso”, han dicho.

“En cualquier caso”, han finalizado, “desde el Ayuntamiento siempre mediamos ante cualquier problemática, sea de nuestra competencia o no, y estamos a disposición de cualquier agente que forme parte de la comunidad educativa para ser parte de la solución a cualquier problema que exista o que puede darse a futuro, como saben los vecinos y todos aquellas personas involucradas en la educación de los jóvenes del municipio”.