Antonio González Terol, vicesecretario general de Política Territorial del Partido Popular, Ana Camins, secretaria general del Partido Popular de Madrid, y Javier Úbeda, alcalde de Boadilla del Monte,  han dado esta mañana la bienvenida a más de 30 nuevos afiliados al PP de Boadilla que han ingresado en la formación en los últimos días con motivo de la campaña “Por ti. Por Boadilla. Afíliate”.

Un acto muy emotivo, en el Antiguo Convento, que ha finalizado con una foto de familia en la explanada del Infante Don Luis cumpliendo con todas las medidas de seguridad impuestas por las autoridades sanitarias a causa del COVID.

Ha comenzado Úbeda, quien ha agradecido a los nuevos afiliados “dar un paso adelante por Boadilla. Por Madrid. Y, sobre todo, por España. Más en estos tiempos tan convulsos para nuestra nación, en los que Sánchez, Iglesias y Arrimadas conspiran para doblegar la voluntad de madrileños y murcianos”.

En este sentido, el alcalde ha subrayado que “como hemos demostrado esta semana, los enemigos de la libertad, de la democracia y de la patria siempre van a tener enfrente al Partido Popular”. Para ello, ha proseguido, “necesitamos personas como vosotros en este proyecto”.

A continuación, Camins, ha explicado que “los madrileños quieren que el PP sea la casa común de todos los votantes del centro derecha”. “El 4 de mayo los madrileños les diremos libremente a Sánchez y Arrimadas que no queremos que manipulen nuestro futuro en sus despachos y tendremos que elegir entre socialismo o libertad, entre sanchismo o ruina, entre la anarquía y el PP”, ha recordado la secretaria general de los populares en Madrid.

Por último, Terol ha saludado también a los nuevos afiliados, a quien han recordado que entran “a la casa común de todos aquellos españoles que creen en la libertad, la democracia y nuestra patria. La casa común de todos aquellos españoles que no quieren que nadie les diga cómo vivir su vida o cómo educar a sus hijos. La casa común de todos aquellos españoles que quieren tener la capacidad de decidir y pensar por sí mismos, sin que el ministerio de la verdad de Sánchez e Iglesias les imponga ningún dogma. La casa común de todos aquellos que no se resignan a que su país desaparezca por la ruina, la miseria y la traiciones continúas de este Gobierno. La casa común de todos aquellos a los que, como decía Unamuno, nos <<duele España>> al ver que nuestra nación está dirigida por un gobierno que da el pésame a los herederos de ETA mientras que no es capaz de sostener la mirada a sus víctimas.